Opciones de impresión:

Ensalada de calabaza, brotes y queso fresco

Productos4 Personas

 ¼ Cebolla morada
 2 Rodajas de calabaza (4 si es pequeña)
 1 Bolsa de brotes
 250 grs Queso fresco (puede utilizar requesón o tipo Burgos)
 Sal fina
 Sal Maldon (opcional)
 Aceite de oliva virgen extra
 Pimienta negra recién molida
 Hojas de hierbaluisa
1

Pela la cebolla y pícala muy fina, puedes hacerlo con mandolina o con el pelador de verduras. Ponla en un bol con agua fría para que se mantenga tersa y se suavice su sabor.

2

Una vez obtenidas las rodajas de calabaza, retira la piel y empieza a sacar tiras con el pelador de verduras, así serán finas y rectas, como unos pappardelle. Desmiga el queso fresco que vayas a utilizar e incorpóralo al bol de la calabaza. Adereza con un poco de sal fina y con un buen aceite de oliva virgen extra, mezcla bien y deja reposar unos minutos para que la sal ablande un poco la calabaza antes de servir, seguirá estando crujiente.

3

En un bol pon los brotes, incorpora la calabaza y el queso, mezclamos y a continuación incorporamos la cebolla previamente escurrida y volvemos a mezclar.

4

Emplatado:
Antes de servir la ensalada, añade una pizca de pimienta recién molida, unas escamas de sal rotas con los dedos, unas hojas de hierbaluisa y si fuera necesario, un poco más de aceite de oliva virgen extra. Acompaña de unos palitos de pan y ¡buen provecho!

Información nutricional

Raciones 0